LA EDUCACION DEL DES-ARTISTA ALLAN KAPROW PDF

Por el mismo proceso todos los ejemplos enlistados previamente son conscriptos del arte. Algunos han deseado que fuese de esta forma. Algunos se lo han sacudido, continuando el juego en nuevas maneras. Cuando Walter de Maria llena un cuarto de tierra —eso es arte. Si el no-arte es casi imposible, el anti-arte es virtualmente inconcebible.

Author:Vudosar Moogukasa
Country:Comoros
Language:English (Spanish)
Genre:Video
Published (Last):3 July 2011
Pages:271
PDF File Size:19.11 Mb
ePub File Size:17.3 Mb
ISBN:505-2-27654-311-5
Downloads:94745
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tozilkree



Por el mismo proceso todos los ejemplos enlistados previamente son conscriptos del arte. Algunos han deseado que fuese de esta forma. Algunos se lo han sacudido, continuando el juego en nuevas maneras.

Cuando Walter de Maria llena un cuarto de tierra —eso es arte. Si el no-arte es casi imposible, el anti-arte es virtualmente inconcebible. Cuando Ben Vautier firma su nombre o el de Dios en cualquier aeropuerto —eso es arte. El Arte-arte toma al arte seriamente. Presupone, aunque sea de manera velada, una cierta rareza espiritual, un oficio superior. Tiene fe. Es reconocible por sus iniciados.

Pero lejos de comentar la controversia, el templo de las musas certificaba que todo aquello era "cultural". Tal vez fue mera inocencia, o una estrechez mental de su profesionalismo.

Es cuestionable, sin embargo, si merece la pena estar dentro. Mientras se trueca en Arte-arte, el no-arte es al menos interesante en el proceso.

Una conciencia tan aguda entre artistas le permite al mundo entero y a la humanidad el ser experimentados como una obra de arte. O tirados a la basura. Eso es la publicidad. El nuevo trabajo no implica convertirse en un ingenuo al replegarse a la infancia y al ayer.

Quienes sea que fueran las personas, entendieron nuestro mensaje el de los artistas. Nosotros hicimos el resto en nuestras cabezas. Y puede ser que, por estos medios, las artes se eliminen. No estamos habituados a pensar de esta manera, todo al mismo tiempo, de forma no jerarquizada, pero el intermedialista lo hace naturalmente.

En otras palabras: Software. Una arcada en cada gran ciudad del mundo. Por lo tanto, lo que sucede en una arcada puede estar sucediendo en cien, generada cien veces.

Escenas de otros viajes son recuperables para cortes y contrastes en flashback. Comentarios pasados sobre lo presente. Imitar la vida como antes. Entrarle de lleno. El no-arte mencionado en la primera parte es un arte de la semejanza. Por ejemplo, lavar un coche. Ciertos peces, insectos y otros animales se camuflan para perderse entre lo que les rodea. Juego es una palabra sucia. Sabemos con una cierta certeza que hacen esto para crecer y sobrevivir. Por ende, se sienten cercanos a, y se convierten en parte de, la comunidad adulta.

En una lejana prehistoria, cree Frobenius, la humanidad ha tomado conciencia del mundo vegetal y animal y ha adquirido entonces sentido del orden del tiempo y del espacio, de los meses y de las estaciones del curso solar. Y mima este orden total de la existencia en un juego sagrado. En estos juegos y mediante ellos realiza los acontecimientos representados y ayuda al orden del mundo a sostenerse.

Participamos solos, inmovilizados. El hacedor de un cohete Apolo puede estar familiarizado con el popular simbolismo freudiano, pero su finalidad no es crear un pene erecto. Tampoco lo es divertirse. El resultado no es juego; es trabajo. Se colocan bloques de concreto sobre el papel cadaveinte pies. El trabajo no puede sustituirse por un hacer; debe ser remplazado por algo mejor.

Una cosa queda clara: el concepto de trabajo es incompatible con el de juego, ya sea infantil o sagrado. Pero el panorama ha cambiado. Dadas estas presiones, es probable que varias de estas tediosas ocupaciones sean automatizadas a la larga en la industria, mientras que otras simplemente desaparezcan en cuanto los trabajadores las abandonen.

Mientras que los servicios de rutina son meramente necesarios, los nuevos servicios son importantes. El tiempo que simplemente se llena es degradado, pero el tiempo que es flexible y personalizado es tiempo liberado. Raramente se hacen evidentes los resultados. Los artistas trabajan en sus pinturas y poemas; de su sudor provienen las obras de arte.

El arte, como el trabajo, es pintoresco. El Estado es nuestra conciencia expresada en voz alta. Es bastante claro que no queremos trabajar pero que sentimos que debemos hacerlo. El juego es realmente pecado. Los educadores del siglo veinte, todos lo sabemos, operan en loco parentis. En un principio, disfrutan la escuela, a menudo suplican ir.

Ese valor subyace en casi todos los programas educativos. El autoritarismo descarta el papel del juego que invita, y sustituye el juego competitivo. La amenaza del fracaso y el despido por no ejercer mano dura cuelga sobre todo individuo, desde el presidente universitario hasta el intendente escolar y en adelante. La guerra misma es un juego de generales, cuyos ensayos son llamados, de manera muy apropiada, juegos de guerra. Tomar partido, la victoria y la derrota, todos irrelevantes en el mero juego, son los requisitos imperantes del juego competitivo.

No podemos decir que jugamos a competir para no competir. Generalmente, los entrenadores y los profesores de gimnasia se conducen dentro de sus profesiones con un recelo militar y en ocasiones con una disciplina asesina. Es la intriga, los votos comprados y el chanchullo necesario para aprobar cada ley progresista sobre derechos civiles, la reforma sobre el aborto o las oportunidades de trabajo. Ni los padres ni los vecindarios ni las comunas que sentimentalizan el trabajo en formas simples y controlables de compartir pueden afectar los valores de manera cuantificable.

Todo lo que se necesita es su compromiso. Tristemente, los medios y la industria del entretenimiento son prospectos poco fiables para ayudar. No se ha hecho lo suficiente respecto a las insuficiencias de la celebrada inutilidad del arte.

El juego como moneda. Podemos aprender mejor a jugar por medio de ejemplos, y los des-artistas pueden proveerlo. El ajuste a un nuevo estado de las cosas se disminuye y desacelera al conservar un nombre viejo, como cuando, hasta hace recientemente, uno hablaba de embarcar y desembarcar de un jet. Eso evocaba las memorias del Queen Mary.

Reemplazar artista con jugador, como si se adoptara un alias, es una manera de alterar una identidad fija. Y una identidad transmutada es un principio de movilidad, de un ir de un lugar al otro.

I CICLI DI BORSA MIGLIORINO PDF

EDUCACION DEL DES-ARTISTA

Mibar Otra obra tuya educacioj es Supervisioneuna escultura de en la que utilizaste la pasta dentrifica: Con el arte el proceso es similar, si bien con implicaciones muy distintas. Cleo Dobberthin rated it it was amazing Sep 08, Janis marked it as to-read Sep 30, Ingrid Alatorre rated it it was amazing Apr 30, Ivan marked it as to-read May 13, Goodreads helps you keep track of books you want to read. Books by Allan Kaprow. Cristian Bugatti, The sound of love Crecimiento y otras macro tendencias. Se trata de unos pasajes que han llegado de manera muy natural. Entrevista a Nicola Mariani sobre Arte Urbano. Yo no escribo de arte, hago preguntas porque tengo curiosidad por una obra o un artista.

LINDE MONAXIS PDF

La educación del des-artista

.

FUNDAMENTALS OF FLUID MECHANICS SOLUTIONS MANUAL PDF

LA EDUCACION DEL DES-ARTISTA KAPROW PDF

.

FAA 7233-1 PDF

Menú principal

.

Related Articles